martes, 7 de septiembre de 2010

Cuando una estrella se apaga

La vida y la muerte parecen estar siempre en constante lucha y nuestro diario caminar es la leve tregua y aunque parezca que la vida venció , sólo es un constante morir. Caminamos por este mundo sin querer pensar en la muerte o por el contrario obsesionados con ella; aunque la gran mayoría creo que encaja en el primer grupo. Así, compartimos momentos con muchas personas, amigos, familiares, amantes sin pensar que tal vez al día siguiente podrían no estar allí. Estos días tal vez he estado tratando de evitar el dolor que puede producir la muerte. Por más que la enfrentemos de la manera más racional o espiritual aun tiene el poder de hacernos derramar lagrimas por aquella persona que emprenderá ese gran viaje.

Una niñita tendida en la cama de un hospital , mi pequeña sobrina que días antes estaba llena de vida repentinamente se debate entre la existencia y ... la nada?; Mi hermana desconsolada caminando como si la muerte ya hubiera vencido, mi otra hermana negando que esta misma pudiera vencer...  maneras distintas de enfrentar el dolor. Yo? tratando de ser el fuerte, el inquebrantable, el que en la mayoría de los casos ha llorado el la privacidad ...

Y llega el dia siguiente y tenemos que seguir andando, trabajando , estudiando, caminando... y pensamos en el tiempo que tal vez desperdiciamos, en las oportunidades que perdimos, en las cosas que no pudimos vivir; y recordamos esa frase tan usada " nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde"  y sabemos que ya nos la hemos repetido antes; pero nunca la experimentamos en nuestro ser ni tomo tanto sentido.

Reflexionamos sobre los que amamos y sobre las oportunidades que no queremos perder... por que guardarnos un te quiero hoy, por que perder la oportunidad de disculpar o pedir perdón ; que pasaría si no tuviéramos otra ? Cuanta gente se fue sin poder reconciliarse, sin poder decir te amo ?  Tras la muerte no tendremos otra oportunidad ...


Sera difícil que ocurra como en  Contracorriente, esa bella película nacional que vi hace unos días, donde Miguel, tras la muerte de Santiago,  puede vivir  lo que nunca pudo antes ...  También es cierto que el amor de ambos tiene una oportunidad por que es invisible a los demás; pero es en el encuentro con la muerte en que Miguel tendrá que hacer frente a sus sentimientos y finalmente reconocer su propia identidad y sus sentimientos ante su comunidad . Véanla , de verdad de las películas peruanas que he visto ha sido la que mas me ha gustado.

Episodios que me hacen pensar.... Mi hermana me dijo " ora por ella que dios te escuchara más a ti"  y yo siento que no me conoce y me pregunto si sentirme indigno, más alla de mi agnosticismo, tiene que ver con lo que se nos hace sentir que somos. Es difícil sentir que seremos escuchados por algún poder superior cuando la iglesia que nos enseño a juntar las palmas de las manos nos enseño también que somos una aberración...

Me entristece por un lado ver la muerte y no comprender muchas cosas; y por otro agradezco el tiempo que aun tengo para compartir contigo ... y sin un día nos separa no te detengas; que nuestros caminos tal vez algún día se volverán a encontrar;  pero tu deberás seguir aprendiendo que la vida es muy corta para desperdiciar ese regalo


                                

3 comentarios:

  1. Asi es la vida es muy corta, por eso q nada te haga perder la sonrisa, besitos

    ResponderEliminar
  2. prefiero no pensare en la muerte todavia me deprime un poco

    ResponderEliminar
  3. hola

    Soy el webmaster de
    Publizida BLOGS es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's


    Si te interesa puedes darte de alta
    ALTA DIRECTORIO DE BLOGS


    Un saludo.

    ResponderEliminar